Cargando CAPTIA...

Con el auge de la industria 4.0, la digitalización y la hiperconectividad, la gestión de las fábricas requiere estar completamente alineada para hacer frente a la demanda cada vez más personalizada y con un margen de tiempo cada vez más reducido.

Desde hace un par de décadas, los sistemas MES se fueron implementando como solución a esta renovación de la industria, aunque no es hasta hace poco cuando están cobrando una importancia cada vez mayor en la gestión de la producción.

¿En qué consisten estos sistemas MES? Lo analizamos en detalle.


¿Qué es un sistema MES (Manufacturing Execution System)?


Un sistema MES, Manufacturing Execution System en inglés, es un software orientado a la gestión, el control y la monitorización en tiempo real de los procesos productivos de las fábricas que intervienen en la transformación de las materias primas en productos intermedios y/o acabados. El objetivo que persiguen estos sistemas de control de la producción es lograr la máxima eficiencia operativa, aumentar la calidad y reducir los costes para poder ser más competitivos.

Las soluciones MES generan datos muy útiles con los que poder realizar un análisis global de la producción. Además, coordinan la ejecución de las órdenes de trabajo con la programación de la producción y los sistemas de nivel empresarial como el ERP y la gestión del ciclo de vida del producto (PLM).


¿Qué diferencias hay entre un ERP y un sistema MES?

El sistema MES ayuda a regular y optimizar el funcionamiento de la planta productiva de una fábrica, pero ¿cómo se integra con el resto de sistemas que se utilizan en el negocio?

Mientras que el ERP (Enterprise Resource Planning) controla todos los procesos de gestión empresarial, no está especializado en la gestión productiva. No tiene una vista en tiempo real de lo que sucede en la fábrica. Esta vista sí que la tienen los sistemas MES y es por ello que estos 2 sistemas pueden complementarse y comunicar información entre ellos en todo momento. El software MES proporciona información más detallada del estado de las líneas de producción, de la calidad de los productos fabricados, del stock de los materiales, etc. y esta información es muy valiosa para el ERP y para la toma de decisiones que afecten al negocio.


¿Para qué sirven los sistemas MES?

El sistema MES permite que los procesos de producción puedan funcionar de manera autónoma, consiguiendo un flujo de producción controlado, en funciones como:

  • Asignación de recursos a cada etapa de la producción.
  • Implementación y ajustes de los planes de producción.
  • Entrega a los empleados de planes detallados y actualizados sobre las tareas a realizar.
  • Monitorización de los movimientos de materiales y personal en tiempo real.
  • Captura de datos y análisis del rendimiento.
  • Identificación de incidencias, paros y problemas potenciales.
  • Emisión de informes e indicadores.

Sistema MES / MOM


Beneficios de un sistema MES para una industria o fábrica

Digitalizar los procesos productivos de la planta gracias a un sistema MES tiene grandes ventajas:

Reduce costes

Un sistema MES te permite capturar la información en el momento, de forma directa, asegurando su precisión y reduciendo el tiempo necesario en su obtención de forma manual.

Aumenta la eficiencia

Con el sistema MES puedes identificar dónde están los problemas de eficiencia y así mejorar la toma de decisiones. De esta forma, consigues analizar los Puntos Clave de Mejora.

Asegura la calidad

Evitar el producto defectuoso es uno de los mayores retos de la industria. El sistema MES minimiza el problema gracias a la monitorización integral de las variables de producción.

Reduce tiempos

La competitividad exige que los tiempos sean cada vez sean más ajustados, en lotes de fabricación, plazos de entrega… Para ello, el sistema MES facilita la planificación y agiliza el proceso para cumplir con los plazos marcados.

Digitaliza toda la información

Ya puedes decir adiós a planes o registros introducidos a mano, que pueden llevar a errores o percepciones subjetivas. El sistema MES captura datos objetivos, fiables y de forma totalmente automática.


Conclusiones

Es innegable la cantidad de beneficios que puede aportar un sistema MES a la productividad y eficiencia en una fábrica.

¿Te gustaría implementarlo en tu negocio? En CAPTIA tenemos experiencia contrastada en la implementación de sistemas MES en fábricas con los que conseguimos varios objetivos: reducir errores, aumentar la calidad y reducir costes. Si estos objetivos son acordes a los que vas buscando para tu empresa, ponte en contacto con nosotros para implementar un sistema MES que te permita obtener una gestión inteligente de tu producción.

¿Te ha gustado el artículo, ¡compártelo!
Acerca de

"¡Hola! Soy Carlos Sobrino. Ingeniero Industrial y Director ejecutivo en CAPTIA Ingeniería, un proyecto que nació fruto del interés en mejorar los entornos industriales. También soy un apasionado de la tecnología y del mundo digital."